Fidelizar clientes: 8 modelos de emails para ligártelos

Unancor
Votar

Si piensas que una buena estrategia de fidelización consiste en mimar al cliente y construir relaciones duraderas, te equivocas.

No significa que estos objetivos no formen parte del proceso, pero mejor dejémonos de literatura.

Lo importante de la fidelización es conseguir ventas, y hacerlo con un coste menor. ¿Verdad que esto te interesa más?

Si buscas construir una estrategia para fidelizar clientes, el email marketing puede ser todo lo que necesites.

  • Conseguir un nuevo cliente cuesta entre 5 y 10 veces más que vender a uno existente. De acuerdo con estas cifras de Hubspot, con el esfuerzo que inviertes en convertir a un nuevo usuario podrías sacar energía para conseguir que dos de tus actuales clientes vuelvan a comprar tus productos o servicios.
  • Los clientes fidelizados gastan un 67 % más que los nuevos. Han probado tu producto, les ha gustado y están dispuestos a volver a invertir en ti sin remilgos. En ocasiones es necesario un pequeño empujón, y ahí es cuando tu estrategia de fidelización entra en juego.
  • Los clientes impactados por email gastan un 138 % más. Sin ánimo de ser intrusivos, si usas el email marketing para recordarle a tus clientes que sigues ahí, tendrás más posibilidades de que vuelvan a invertir en ti. La cifra es de los expertos en marketing Experian, y no deja lugar a dudas.

¿Ya estás convencido?

Si vas a ponerte manos a la obra para definir una estrategia de fidelización con email marketing, necesitas un plan.

Según lo ambicioso que quieras ser, te propongo 8 modelos de emails para fidelizar clientes que te pueden llevar desde un tímido primer contacto con el cliente hasta un romance apasionado.

Emails para fidelizar clientes: la primera cita

Por algo hay que empezar, y en el mundo de la fidelización a través del email marketing debes hacerlo por estos tipos de emails.

Son el kit básico para un primer contacto con un cliente con potencial para convertirse en un evangelizador de tu marca.

1. El email de bienvenida

Un nuevo cliente acaba de pasar a engordar tu base de datos.

¿En serio no vas a molestarte en enviarle, por lo menos, un simple email con un texto para darle la bienvenida?

La fidelización de clientes empieza desde el mismo momento en el que se produce la venta.

Por eso, establece un primer contacto, y demuéstrale que esa primera compra es importante para tu marca, dale las gracias y dale la bienvenida a tu comunidad.

Una muestra de que no necesitas comerte mucho la cabeza para preparar un buen email de bienvenida es este ejemplo de Airbnb.

Email de bienvenida de Airbnb 2. El email con newsletter

Si no tienes tiempo para estar innovando, pero tampoco quieres que, después de un primer email de bienvenida, tu cliente se sienta como un rollo de una noche, puedes optar por la creación de una newsletter.

Una vez crees la primera, tendrás una plantilla que podrás adaptar con la periodicidad que desees para realizar nuevos envíos.

Por supuesto, esta fórmula es especialmente relevante si en tu empresa tenéis una estrategia de contenidos o bastantes novedades sobre las que poner al día al cliente para fidelizarle.

Aunque para muchos clientes estos newsletter sean una condena que engorda la bandeja de entrada cada mes, para otros son una manera de ponerse al día.

Me incluyo entre ellos, y si tengo que escoger una como ejemplo, te sugiero que te inspires en Shopify (o en el de SEOH1 :P)

El email con newsletter de Shopify 3. El email de felicitación

Aquí ya puedes empezar a currártelo un poco.

Quizás no deberías limitarte al clásico email para felicitar la Navidad y el Año Nuevo que, reconócelo, incluso tú trasladas a la papelera sin ningún tipo de piedad.

Cuanta más información tengas sobre tus clientes, más puedes innovar en este tipo de emails de fidelización.

Por ejemplo, si tienes su fecha de nacimiento, envíale una felicitación vía email personalizada y, por qué no, aprovecha para regalarle un descuento que quizás le convenza para hacerse un auto-regalo.

¿Un ejemplo?

IKEA utiliza factores geográficos para felicitar fiestas regionales. Esta felicitación de San Vicente, dirigida a los valencianos, seguramente no tuvo competencia.

Por no hablar de lo sorprendente que resulta que una compañía sueca se acuerde de algo tan autóctono.

El email de felicitación de IKEA
Emails para conseguir un flechazo

El cliente y tú empezáis a entenderos.

Él ya te conoce y tú te preocupas de que no se olvide de ti.

Pero quieres dar un paso más: estás harto de ir detrás y también quieres que el cliente sea el que te busque.

Todavía tienes que trabajártelo un poco más para fidelizar al cliente del todo, y puedes empezar con estas ideas.

4. El email con oferta

Sí, al cliente le gusta sentirse especial y que le trates de manera personalizada.

Pero si ya ha comprado alguno de tus productos o ha contratado tus servicios, es posible que tenga un puntito materialista.

Me atrevo a decir más: seguro que le encantará si le ofreces algo completamente gratis o, en su defecto, algo con un sustancioso descuento.

¿Existe alguna manera más directa de conducir a un cliente a una nueva venta?

Algunas advertencias para no pasarse de la raya

Ofrécele una oferta relevante, a ser posible relacionada con los servicios o productos que le hayan interesado en el pasado.

Además, da valor a tu marca y no te vendas: aunque estés intentando ligarte al cliente y fidelizarle, tu compromiso es con tu marca.

Unos de los reyes de este tipo de email son Hawkers.

Por ejemplo: este email combina un sustancioso descuento, un elemento estacional y un límite temporal que crea sensación de urgencia.

A prueba de balas.

El email con oferta de Hawkers 5. El email con novedades

¿Has lanzado un nuevo producto? ¿Tienes una nueva edición limitada? ¿Has estrenado una nueva colección?

Lo más probable es que tus clientes tengan demasiadas cosas en la cabeza como para estar pendiente de esto, lo que no significa que, si amablemente les informas de tus novedades a través de un buen email, no se vayan a interesar.

En estos casos, como sucede también en los emails con oferta, la sensación de urgencia funciona: cuanto más exclusiva sea la novedad y menos tiempo vaya a estar disponible, más rápida será la reacción de los clientes.

6. El email con cross-selling

Este email puede convertirse en el compañero perfecto del email de bienvenida, hasta el punto de que ambos pueden fusionarse en uno.

Si un cliente acaba de realizar una compra, y todavía le pillas con la tarjeta de crédito desenfundada y el sentimiento consumista a flor de piel, quizás vuelve a visitarte si le mandas un email con un producto complementario que pueda interesarle.

¿Quieres aprender de los que realmente saben? Sigue de cerca a las compañías aéreas.

Si te descuidas, te han vendido la estancia en el hotel, el taxi desde el aeropuerto y el adaptador que vas a usar para cargar el móvil.

Este es un ejemplo de Fly Scoot.

El email con cross-selling de Fly Scoot

Emails para que el cliente se derrita en tus brazos

En este punto de tu estrategia para fidelizar clientes es cuando no sólo consigues que tus clientes vuelvan a comprarte, si no que logras que recomienden tu marca a su entorno, lo que para ti sólo puede traerte beneficios.

Exige un esfuerzo extra, pero merece la pena.

Estos tres últimos tipos de email no tienen por qué formar parte de tu estrategia de manera permanente (aunque, ¡por qué no!), pero pueden ser una buena baza a la que recurrir cuando quieras lucirte.

7. El email con insight

No pretendas fidelizar al cliente sin aprender nada sobre él.

Este tipo de email te pondrá a prueba en ese sentido.

Si sabes que hay algo que interese especialmente a tus usuarios, algún programa de televisión que sigan, alguna celebración que estén esperando…

Utilízalo para dar forma a tu mensaje. Con ello lograrás que tus clientes se sientan identificados y ganarás su simpatía.

Así es como Vueling aplica (y lo hace muy a menudo) este planteamiento.

Sabe que se acerca el día de San Valentín, y sabe que muchas parejas están planeando viajes.

Este email, con “¿Eres un cursi?” como asunto, se apoya en un insight para invitar a la reserva de vuelos.

El email con insight de Vueling 8. El email con contenido de valor

Y no, no vale cualquier contenido.

Ofrécele contenido que le vaya a ayudar a hacer mejor su trabajo, a formarse o que simplemente le entretenga.

Escoge el formato de contenido que más le vaya a interesar: puede ser un eBook para descargar, una revista online, un vídeo…

Tú decides.

Buenas prácticas para no meter la pata en el último momento

Muchas de ellas las conoces, pero nunca está de más repasar algunas buenas prácticas del email marketing de fidelización que eviten que te lleves una sorpresa a la hora de repasar los resultados de tu estrategia.

  • Personaliza el email. Si tienes en tus manos la tecnología para hacerlo, incluye el nombre de cada usuario dentro del email, o incluso en el asunto.
  • Mobile first. Un 41 % de los europeos cierran o eliminan directamente un email que no está optimizado para Smartphone, y un 38 % de los emails se abren hoy en día desde un dispositivo móvil.
  • Escoge bien el día y la hora. Y ten claro que el momento óptimo, dependerá de cuál es tu producto y quiénes son tus clientes.
  • Ten en cuenta la estacionalidad. ¿De verdad crees que enero es el mejor momento para ofrecer una oferta para viajar a la playa? Trata de estar en línea con tus clientes.
  • Dedícale tiempo al asunto. Para el 33 % de los destinatarios, este será el factor que les lleve a decidir si abren o no abren el email.
  • ¡No le agobies! Fidelizar al cliente no es lo mismo que atosigarle. Que tengas muchos tipos de email con los que poder experimentar no significa que debas utilizarlos todos, y mucho menos que debas ponerlos en práctica a la vez.
  • Analiza tu lista de correo. Busca los usuarios menos activos y dedícales mensajes exclusivos. Dispararás tu ratio de apertura y clics.

Puedes leer otras buenas prácticas en este post especial que redactamos hace tiempo.

Para fidelizar al cliente no tienes que limitarte al email marketing, pero espero que después de este artículo te haya convencido de que es la herramienta que te puede conducir a un amor para toda la vida con tus clientes.

Ponte manos a la obra porque, en el competitivo mundo del marketing, tu cliente tiene muchos pretendientes.

/ins>

SUSCRÍBETE

Si te suscribes, aceptas la Política de privacidad.

Escrito por

Artículos relacionados

Comenta el artículo